Imágenes

Banderola vintage para la fachada de tu negocio

¿Verdad que cuidas la forma en que te presentas ante tus clientes?
Si bien, realmente, la relevancia de tu aspecto empalidece con la apariencia de tu local. Y la primera cosa con que se encuentran tus clientes es tu fachada.
Los clientes desean saber lo que les ofreces: tus productos o bien tus servicios. Y para esto deben quedar prendados ya desde el exterior: sentir el impulso de entrar.

¿Ya has pensado que hacer a fin de que tus clientes atraviesen tu puerta?
– Publicidad, desde entonces
– Tener un buen producto o bien servicio, es evidente
– Y cuidar la apariencia de tu local: es clave.
Objetivo: que tu fachada atraiga las miradas, que llame la atención, que muestre una información clara de lo que haces o bien vendes. Que se destaque de su ambiente, mas que asimismo esté integrada en él. Todo para provocar las ganas de entrar.

Te sirve para distinguirte, o bien, ¿por qué razón no?, a fin de que todo el mundo identifique ese establecimiento tan familiar, que hallamos en todas y cada una de las partes y que nos hace sentir siempre y en toda circunstancia como en casa, la sensación de estar escuchando, tienes que comprar aqui.

Claramente, la fachada es el cuadro donde pintas tu primer mensaje de márketing: entra, ven a verme. “Aquí encontrarás lo que estás buscando”.

Y con ella puedes comunicar tu imagen de marca:
– Provocas la sensación de gran lujo, o bien por contra, de alcanzable,
– de práctico,
– de diversión, o bien de seriedad,
– de belleza,
– de irreprimible
– de lo que desees…
Bueno, pues a trabajar con los elementos que vas a utilizar: un escaparate atrayente, una banderola vintage atractiva, una puerta vistosa y de simple acceso. Materiales, colores, iluminación…

Un momento: ¿tienes asimismo claros los trámites legales que debes cumplir? Puesto que entonces, te voy a enseñar algo:

Los límites que impone la normativa a tu inventiva
Pues la fachada es tuya, sí, mas no solo tuya. Es parte integrante de un edificio y aparte de la vía pública. Veredicto: está sometida a unas reglas que sobrepasan tu gusto y tu capricho.

Y esto se aplica a:
– el color
– la tipología,
– los materiales de que está hecha,
– los entrantes y salientes,
– las rejas,
– los escaparates
– las ventanas,
– las escaleras,
– las puertas,
– el género de carpintería,
– los toldos,
– los rótulos promocionales,
– la iluminación,
– y ya paro, ya…, si bien aún quedan más aspectos que estimar.
¿Quien te condiciona en tu fachada?

La comunidad de vecinos

Comienza conociendo amigos: habla con tus vecinos hoy mismo.

La Comunidad de vecinos de la que forma parte tu local va a tener sus estatutos, sus indicaciones y, con toda seguridad, sus gustos.

En los estatutos, o bien aun en pactos entre dueños, pueden existir reglas que hagan referencia a la estética de la fachada: colores, formas y salientes, o bien aparatos que se pueden colgar en ella (como carteles o bien equipos de aire acondicionado).

banderola vintageCon lo que proponte conocer lo que te afecta. Habla con el presidente o bien el administrador a fin de que te faciliten los estatutos y para revisar si necesitas un permiso para alguna instalación. Intenta moverte pronto y solucionar estas dudas ya antes de, pongamos, adquirir un mega cartel y descubrir entonces que se ponen de perfil contigo.   (Te comes el cartel seguro.)